“La semilla del mal” ¿Quién dijo miedo?

16 01 2009

A veces, el alma de una persona es tan negra y tan malvada, que se le niega la entrada en el paraíso. Está condenada a errar eternamente entre los dos mundos, mientras busca con desesperación apropiarse de un cuerpo nuevo.Y a veces lo consigue.


El director y guionista David Goyer (Blade: Trinity, Lo que no se ve/The Invisible, Batman Begins) nos ofrece una aterradora visión de los no muertos en La Semilla del Mal, un thriller sobrenatural que relata la historia de una joven sumida en un mundo de pesadilla cuando un espíritu demoníaco empieza a perseguirla y a amenazar a sus seres queridos. Casey Bell (Odette Yustman) siempre ha odiado a su madre por abandonarla cuando era niña. Empiezan a pasar cosas inexplicables y Casey entiende por qué se fue. Con constantes sueños despiadados y un fantasma torturado que la persigue durante el día, no le queda más remedio que recurrir a Sendak (Gary Oldman), el único asesor espiritual que puede detener la pesadilla. Con la ayuda de Sendak, acaba por descubrir una maldición familiar que remonta a la Alemania nazi. Se trata de una criatura capaz de apoderarse del cuerpo de una persona o de un animal y que cobra fuerza con cada posesión. Ante la poderosa maldición, sólo le queda cerrar la puerta que da al más allá, abierta tiempo atrás por un no nato.