My Blueberry Nights una peli de carretera

12 12 2008

Película de carretera, de largo recorrido físico y emocional, en la que las áreas de servicio, las barras de bar y sus pobladores, están más presentes que el asfalto en sí, My blueberry nights contiene algunas de las esencias simbólicas que han caracterizado el cine del director hongkonés desde su debut.

Norah Jones y Wong Kar-Wai formaban, a priori, un tándem de difícil combinación. Una actriz debutante para el primer film americano (y rodado en inglés, idioma que no domina) del director de “Deseando amar”. Pero el cóctel ya está listo para ser degustado (abrirá el Festival de Cannes) en forma de road movie romántica que sigue a una mujer (Jones) que viaja por América buscando el verdadero significado del amor. El trayecto la llevará a cruzarse con toda suerte de personajes.
El reparto está compuesto por Natalie Portman, Jude Law, Rachel Weisz, Tim Roth y David Strathairn, además de Norah Jones.
Alejandro G. Calvo, crítico de cine, lo define así: Un road movie que se desliza por estaciones estáticas, bien diferenciadas unas de otras, con la mirada siempre fija en el bar neoyorquino donde los imposibles amantes saborean la tarta de arándanos que da nombre a la obra. Una pieza desequilibrada, genuinamente americana –las referencias son transparentes: la ruta 66, Las Vegas, el árido oeste…–, tan estridente como epatante, vaya, puro Kar-wai. No todo el mundo posee la inteligencia de reinventarse de David Lynch o Paul Thomas Anderson, ni siquiera Wong, así que éste destila lo mejor de su cine y lo acumula en un palimpsesto referencial que, sí, puede llegar a hacer parecer que la película es un reflejo atrofiado de sí mismo, pero aún en ese barroco entramado plástico se encuentra la fuerza necesaria para poder disfrutar sin complejos del film.
Anuncios




Bolt, lo nuevo de Disney

12 12 2008

Bolt, un pequeño perro estrella de una serie de televisión, se cree demasiado su papel de héroe… incluso cuando se ve empujado, por accidente, a sobrevivir en el mundo real. Con la ayuda de un gato y de un hámster, Bolt inicia la búsqueda de su amada Penny, su compañera de reparto en el show, lo que le lleva hasta las peligrosas calles de Nueva York.

Los perros y el cine de animación siempre han hecho buena pareja. En esta ocasión, un can se convierte en una estrella de una serie de acción… hasta que las cámaras dejan de rodar. Aventuras made in Disney para toda la familia.

Al frente del reparto, en la V.O., está John Travolta (en su primer papel como doblador de un largometraje, aunque ya había probado suerte en un film estrenado directamente en vídeo), que aportó mucho más que su voz al perro protagonista: los realizadores afirman que el carácter del actor se trasladó a su personaje, y su característica risa se incorporó a Bolt. Sus compañeros de micro fueron Miley Cyrus (la popularísima Hannah Montana televisiva) y

bolt

Malcolm McDowell (el recordado protagonista de La Naranja Mecánica), que, evidentemente, dobla al villano de la función.

 Tras los dibujos, Byron Howard y Chris Williams se estrenan como directores con este film, aunque el segundo tiene un cortometraje en su haber (Glago’s Guest) y el primero ha colaborado en los departamentos de animación del films como Pocahontas, Mulan o Chicken Little.

El 5 de diciembre ya llegó a los cines españoles Bolt y aún sigue en cartelera, ¿por algo será no?


Pincha aquí ahora y compra el videojuego de BOLT en El Corte Inglés por 49,90€





Ángeles y Demonios, 19 de mayo 2009 en cines

2 12 2008

Tom Hanks seguirá mostrándonos los misterios que guarda la iglesia católica en la ficción. El libro de Dan Brown se hace película de nuevo, al igual que “El Código Da Vinci”.

“Ángeles y demonios” se inicia con el asesinato de un científico en un laboratorio de máxima seguridad, cuyo cadáver tiene un extraño símbolo grabado a fuego en su pecho. Para el profesor Robert Langdon no hay duda: los Illuminati, los hombres enfrentados a la Iglesia desde los tiempos de Galileo, han regresado. Y esta vez disponen de la más mortífera arma que ha creado la humanidad, un artefacto con el que pueden ganar la batalla final contra su eterno enemigo. Acompañado de una joven científica y un audaz capitán de la Guardia Suiza, Langdon comienza una carrera contra reloj, en una búsqueda desesperada por los rincones más secretos de El Vaticano. Necesitará todo su conocimiento para descifrar las claves ocultas que los Illuminati han dejado a través de los siglos en manuscritos y templos, y todo su coraje para vencer al despiadado asesino que siempre parece llevarle la delantera.

Parece ser que la iglesia puso trabas a la hora de rodar. Según palabras textuales del arzobispo Velasio De Paolis, jefe de la prefactura del Vaticano, “Ángeles y Demonios” no podrá rodarse ni en el Vaticano ni en ningúna otra iglesia de Roma ya que resulta una ofensa para Dios y hiere a los sentimientos religiosos comunes. También añadió que Dan Brown terjiversa las Escrituras para envenenar la fe. Sería inaceptable que permitiéramos que nuestras iglesias se convirtieran en platós para que novelas blasfemas puedan convertirse en películas mentirosas en nombre del negocio. Por su parte, el párroco Marco Fibbi, de la diócesis de Roma, dijo normalmente leemos el guión, pero en esta ocasión con el nombre de Dan Brown es más que suficiente.

El Vaticano también ha lamentado el hecho de que no puedan impedir que la película se ruede en los exteriores de San Pedro y sus alrededores, por lo que Ron Howrd y su equipo se limitarán a convertir el Palacio Real de Caserta, cerca de Nápoles, en el supuesto Vaticano.

Parece normal que la iglesia se posicione así, después de mostrar en “El Código da Vinci” cómo la iglesia miente y terjiversa los datos e intenta manipular la fe, claro está que la iglesia que no se iba a estar callada ante la posibilidad de que se vuelve a malmeter.

Es importante destacar que es sólo ficción. La gran mayoría de las películas son inventadas y muchas de ellas son desarrolladas a partir de una idea real o suceso. No veo el motivo de tanta polémica. Se han hecho varias películas sobre la religión musulmana y el maltrato llevado a cabo contra la mujer, y no se veta o se intenta vetar. El cine es libre aunque tiene que tener una serie de principios éticos y morales, debido a la gran influencia que posee. Son temas comprometidos pero no por ello no se van a transmitir.



Compra el DVD de El Código Da Vinci en El Corte Inglés por sólo 9,95€





GOMORRA-CAMORRA

1 12 2008

En Nápoles todo el mundo lo llama El Sistema. Camorra sólo lo usan periodistas y policías. Desde que el escritor Roberto Saviano (Nápoles, 1979) titulara su libro Gomorra han pasado dos años, se han vendido más de 1,5 millones de ejemplares, se ha traducido a 30 idiomas y ahora Camorra y Gomorra son sinónimos.

El best seller-denuncia de Saviano, un primer libro impactante, duro, seco y muy documentado, todo menos una lectura fácil, le ha valido a su autor una fama poco agradable, porque los bosses lo tienen en el punto de mira y ahora vive con escolta. Pero el grito que cierra el libro -“¡malditos bastardos, todavía estoy vivo!”- y el coraje de su investigación sobre el imperio criminal globalizado levantado por la mafia napolitana, han cruzado ideologías, fronteras y géneros.

La ha dirigido Matteo Garrone, un cineasta romano de 39 años, y en el guión han participado seis personas, incluidos Garrone y Saviano, comandadas por otro escritor napolitano, Maurizio Braucci. Antes de su estreno, el film ha creado enorme expectación y algunos problemas. Las escenas de un asesinato camorrista fueron robadas con un teléfono móvil por unos jóvenes que asistían al rodaje en Nápoles, y luego fueron colgadas en YouTube. “La policía creyó que eran reales, abrió una investigación y me llamó a declarar”, explica Garrone.

La película es “complementaria” al libro, no lo sigue al pie de la letra. “No damos nombres y apellidos, ni hablamos de tal o cual clan, no es una denuncia ni un reportaje. Simplemente, desarrollamos algunos temas universales, la amistad, la guerra, la muerte, la contaminación, contándolos desde dentro”.

Sergi sánchez, periodista de la revista Fotogramas, la describe así: “Lo primero que llama la atención de la mirada de Matteo Garrone sobre la Camorra italiana es su empecinada obsesión por desglamourizarla. El territorio feudal de la mafia es una Italia desolada, un paisaje después de la batalla que parece tan lejos de la Europa del bienestar como cerca de las ruinas de una guerra que puede no acabar nunca. Viendo Gomorra se tiene la sensación de escuchar el último suspiro de unos cuantos muertos vivientes que aún no saben que lo son: el contable que reparte dinero entre los que tienen algún familiar en la cárcel, los chicos que vagabundean por los suburbios o los tipos que entierran residuos tóxicos ilegalmente son fantasmas que vagan erráticos por un purgatorio apocalíptico. Son marionetas cuyos hilos mueve un poder invisible pero omnipresente, que interconecta sus vidas en un mosaico desdramatizado, observado por Garrone con la austeridad necesaria para que el espectador pueda soportar la dureza de sus conclusiones. Gomorra es un estólido parte de guerra que no necesita dar lecciones de ética: solo mostrando los hechos, terroríficos en su elocuencia, te hiela la sangre.”


Si no quieres esperar a ver la película, compra el libro en El Corte Inglés por sólo 7,95€





Daniel Craig, el mejor James Bond

1 12 2008

Daniel Craig parece consolidarse definitivamente en su rol de agente 007. En la anterior entrega chocaba ver a un actor casi desconocido, pero ya en Quantum of Solace es un ritual verle.

A principios de febrero del 2005, Craig fue nombrado por los medios como un posible candidato para reemplazar a Pierce Brosnan como James Bond. El 6 de abril del 2005 se informó que Craig había firmado con Producciones EON un contrato de tres películas con un valor de 15 millones de libras, sin embargo, esta noticia fue luego refutada por la BBC quienes contactaron a EON para un informe oficial. De acuerdo con Craig, la MGM le ofreció el rol pero la familia Broccoli nunca lo contactó. Finalmente, el 14 de octubre del 2005, Producciones EON nombró a Daniel Craig como el sexto actor en interpretar a 007, reemplazando a Pierce Brosnan. Craig firmó un contrato de tres películas. La primera fue Casino Royale, estrenada mundialmente el 17 de noviembre del 2006.

Craig, de 38 años y además, el primer agente 007 rubio, ha logrado desafiar a los críticos y fanáticos más tradicionales de Bond que le consideraban un tanto tosco para el personaje, y consiguió ser elogiado por su rol protagónico en Casino Royale. Comparado con el estilo clásico de sus antecesores, Craig se muestra mucho más natural, no es el James Bond más guapo pero sí de los más atractivos, pues los anteriores eran mucho más elitistas y las situaciones que se daban eran más fantásticas. Ha sido el James Bond que más ha conseguido pegarse a la piel del agente 007, pues muchas de las escenas de acción que requieren muchísimo esfuerzo y dedicación, que son casi siempre interpretadas por especialistas, son realizadas por el propio Daniel Craig.

Quantum of Solace trata el tema de las mafias de Sudamérica que operan con el consentimiento de los servicios de inteligencia estadounidenses, hecho muy en boga y que, afortunadamente para nosotros, cada día se nos informa sobre ello aunque sin poner remedio.

Hay que puntualizar que estos dos últimos films de James Bond han sido y son de los más espectaculares a lo que inteligencia y riesgo se refiere. Este agente es mucho más suspicaz; más preparado físicamente, pues en esta última entrega conduce coche, moto, avión y barco; más carismático y más caballero, aunque el adjetivo de golfo no se lo quita nadie. Lo que sí se nos ha mostrado es a un hombre dolido por amor. Un 007 de carne y hueso que no sólo viste de etiqueta y acude a fiestas fastuosas. Un hombre que juega bien sus cartas y actúa como bien puede ante las adversidades que se le van poniendo en el camino. Un agente que improvisa como el que más, hecho que le convierte en un héroe más humano. Esperamos que Craig siga sorprendiéndonos con muchas entregas más y que obtenga el reconocimiento que se merece.





“Crepúsculo” lo nuevo en vampiros

24 11 2008

Llegan los vampiros de hoy en día. Ya no son dráculas, ni zombis; son guapos, inteligentes, físicamente perfectos y no envejecen. Es el nuevo film de Catherine Hardwicke.

“Crepúsculo” (Twilight) es una película de vampiros dirigida por Catherine Hardwicke y está basada en la exitosa novela del mismo nombre, escrita por Stephenie Meyer, también conocida como “La Anne Rice de los Adolescentes” debido a su habilidad al narrar historias de vampiros. La producción comenzó en febrero de 2008 y que ya se ha estrenado el 21 de noviembre en EE.UU. y el 5 de diciembre se estrenará en España.

Bella Swan (Kristen Stewart) siempre ha sido diferente a los demás. Cuando su madre se casa por segunda vez, decide marcharse a vivir con su padre a un recóndito y lluvioso pueblo llamado Forks. Aquí conoce el misterioso Edward Cullen (Robert Pattinson). Inteligente e ingenioso, Edward consigue atraer la atención de Bella y muy pronto entablan una estrecha amistad. Con el tiempo, Bella termina por descubrir el gran secreto de Edward: él y su familia son vampiros. No envejecen, no tienen colmillos y son físicamente perfectos.

Si vivieras para siempre ¿por qué morirías?

Se veía venir. La película “Crepúsculo”, adaptación cinematográfica de la novela del mismo título que ha arrasado en ventas en todo el mundo, ha entrado en el primer puesto de la taquilla estadounidense el fin de semana de su estreno. La cinta ha recaudado 70,5 millones de dólares, a gran distacia de la segunda, “Quantum of Solace”, que consiguió 27,4 millones (ya lleva acumulados en dos semanas 109,4 millones de dólares).





El cineasta Baz Luhrmann estrena “Australia”

18 11 2008

El director australiano Baz Luhrmann ha estrenado en Sidney su nueva película, “Australia”, sólo 48 horas después de seleccionar el final del guión de este drama entre las siete versiones distintas que había rodado.

australia

La policía cerró al tráfico la calle George, una de las arterias principales de la ciudad, para dar cabida a los miles de aficionados que aguardaban a los actores Hugh Jackman y Nicole Kidman, así como al elenco de artistas locales, entre los que destacan David Gulpilil, Bryan Brown, Jack Thompson, David Wenham, Barry Otto, Bill Hunter y John Jarrett.

Los 3000 invitados que asistieron al estreno en Sidney y otro par de centenares con entradas para los pases que se realizaron en los principales puntos de Australia donde se realizó el rodaje, la ciudad de Darwin, el pequeño pueblo de Bowen y la remota localidad de Kununurra, fueron los primeros que vieron la película.

Jackman y Kidman la vieron por primera vez, según explicó el actor en una multitudinaria rueda de prensa celebrada en el Museo de Arte Contemporáneo, poco antes de caminar por la alfombra roja extendida en la céntrica calle de Sídney. “Es una película que sólo pasa una vez en la vida”, dijo Kidman, quien matizó que para ella el estreno “es una celebración” que espera compartir con todo el país.

Luhrmann explicó que el montaje de la película interpretada por las dos estrellas de Hollywood terminó 48 horas antes de su estreno mundial. “Teníamos seis finales, el definitivo nos encontró a nosotros”, dijo el director de largometrajes como “Moulin Rouge”, hasta ahora su mayor éxito cinematográfico.

Kidman no descartó dejar durante una temporada el cine para dedicar más tiempo a su familia e incluso ampliarla. “He tenido muchas oportunidades. Puede que ahora escoja tener más hijos. Hay muchas cosas que quiero hacer aparte de actuar”, reveló la actriz. En la superproducción, ella encarna a una aristócrata británica que viaja a Australia tras heredar una explotación ganadera que pretenden adquirir unos poderosos colonos, a comienzos de la Segunda Guerra Mundial. Su personaje contrata a un ranchero encarnado por Jackman con el que vivirá un apasionado romance. La actriz bromeó sobre el rodaje de las escenas de amor al decir que le supusieron “un buen día de trabajo”. Kidman agradeció a Luhrmann que escogiera rodar la película en Australia “con un reparto australiano”.

El director de “Australia”, por su parte, admitió la “presión” que ha sentido tras nueve meses de rodaje, otros tantos de trabajos ligados a la producción, y gastar unos 130 millones de dólares (unos 103 millones de euros) en la película, incluidos los 40 millones (unos 31,7 millones de euros) aportados por el departamento de Turismo del país.